Archivo del Autor: Iraty Elberdin

Futuro del Cloud Computing

Se esperan dos cambios importantes en lo que a la evolución de la nube se refiere. En primer lugar, el beneficio económico de la
nube pública crecerá con el tiempo. A medida que se realice cada vez más trabajo en las nubes públicas, las economías de escala comenzarán a contribuir, y la prima de costo sobre las nubes privadas se incrementará con el tiempo. Los clientes cada vez más podrán aprovechar los ahorros en el suministro, en la demanda y en los múltiples titulares.

Al mismo tiempo, comenzarán a derrumbarse algunos de los obstáculos para la adopción de la nube. Con el tiempo, se resolverán las inquietudes relacionadas con asuntos como la compatibilidad, seguridad, confiabilidad y privacidad.

Igualmente, la seguridad de la nube va a evolucionar. Las nubes públicas se encuentran en una etapa relativamente temprana de desarrollo, por lo cual es natural que áreas críticas como la confiabilidad y la seguridad continúen mejorando. Muchos expertos en seguridad afirman que no hay razones fundamentales por las cuales las nubes públicas son menos seguras; de hecho, es probable que se vuelvan más seguras que en las instalaciones debido al intenso escrutinio que los proveedores deben ejercer sobre la seguridad y el profundo nivel de experiencia que desarrollan.

Los servicios en la nube permitirán que los grupos de TI se concentren más en la innovación al tiempo que dejarán las actividades que no se diferencian a proveedores confiables y económicos.

Asimismo, el cloud computing seguirá evolucionando en seguridad, flexibilidad, herramientas, tiempos de respuesta de los sistemas, mayor escalabilidad, mejor y mayor número de servicios disponibles, etc. Todo ello, con el fin de actuar más rápido y de forma más acertada en pro de la estrategia corporativa y crear una mayor confianza por parte del usuario. El cloud computing no va a dejar de evolucionar y pasará a formar parte de todas las empresas.

Además, según IBM, para 2015 el cloud computing proveerá siete mil millones de dólares en ingresos. Y es que el cloud computing, como ya hemos mencionado, implica reducir gastos en infraestructura y pagar sólo por la cuantificación del servicio utilizado, no depender de una localización específica y tener un acceso en cualquier parte del mundo.

Como podemos ver el Cloud Computing se puede convertir en una ventaja competitiva para las empresas que lo utilizan y la integran en su cadena de valor, haciendo que su estrategia corporativa se vea reforzada. Es un concepto actual y de moda que ha venido para quedarse puesto que sus beneficios son aún mayores que los miedos que produce en algunas personas.

Lee el resto de esta entrada

Cloud Computing en España

Según Martiniano Mallavibarrena, Sales Consultant ICT de T-Systems Iberia, en una entrevista realizada para RevistaCloudComputing.com, la implantación de la tecnología Cloud en España está siendo progresiva.

Tal y como revela el último Informe de Penteo sobre el Cloud Computing en España, la nube está entrando muy lentamente en la empresa española con una demanda que comienza a considerar seriamente la inversión en esta tecnología. Desde T-Systems, ven una demanda creciente y que las compañías comienzan a considerar esta tecnología entre sus prioridades de inversión.

Además, el nivel de madurez en relación con los servicios cloud sigue subiendo en España y la mayoría de clientes tienen ya criterios claros de selección de servicios y proveedores en cuanto a calidades de servicio y cumplimiento normativo.

El informe Penteo presenta un mercado en proceso de maduración y crecimiento, con numerosos actores con una propuesta de valor atractiva y capacidad para proporcionar servicios de valor a los clientes españoles. Dentro de los actores analizados destaca especialmente el liderazgo de T- Systems, seguido por IBM y HP como principales actores del mercado.

En el análisis de la tendencia que está siguiendo el cloud computing, el estudio constata que ha empezado a abandonar su carácter de tecnología emergente, a medida que la oferta de servicios empieza a madurar y que la demanda comienza a considerarla entre sus prioridades de gasto e inversión. Tras tres años de intensa comunicación de los proveedores, y en un contexto de reducción reiterada de los presupuestos TIC, en 2013 cloud computing ha pasado a ocupar el cuarto lugar en las prioridades de gasto e inversión. Un 60% de las compañías entrevistadas están evaluando o tienen ya las primeras experiencias en cloud de infraestructura, porcentaje que aumenta hasta el 75% en el Software como Servicio.

Las empresas están incrementando los presupuestos dedicados a cloud de manera paulatina, aunque queda mucho camino a recorrer. Son mayoría los CIO (Chief Information Officer o Information Technology Director) que no otorgan un papel protagonista a cloud en su estrategia de sourcing. Sólo un 24% consideran IaaS en su mix de provisión, y un 18% hace lo propio con SaaS.

Respecto a la penetración de soluciones, en SaaS son las soluciones de colaboración, el correo y CRM las que tienen una mayor presencia, muy por encima de otras soluciones de negocio e incluso las de ofimática.
Lo que las empresas españolas buscan es una mayor capacidad, de manera más flexible, y conteniendo los costes. Tanto los máximos ejecutivos como los Directores de Sistemas colocan la rapidez y la agilidad entre las principales prioridades, por encima del coste.

Las principales barreras que tienen para implantar este tipo de soluciones son la seguridad y la ubicación de los datos, mientras que aparece entre ellas la preocupación por las dificultades de integración.

Informe Penteo 2013 | Entrevista a Martiniano Mallavibarrena

Atractivo del Cloud Computing para las Pymes

Las principales tendencias que nos muestran por qué resulta tan atractivo este modelo para las pymes son:

a) Coste por uso y sin problemas en la implantación.

Uno de los grandes beneficios de las aplicaciones de negocio basadas en cloud es el pago por uso. Son servicios que se pagan mensualmente, por lo que permiten a las empresas controlar los costes. Pueden empezar por un número reducido de licencias e ir aumentando o reduciéndolas en función de sus necesidades. Además, para su implantación no necesitan disponer en su plantilla de un equipo de TI. No obstante, según la evolución del negocio y sus requisitos pueden terminar optando por un modelo híbrido que combine la nube y on-premise.

b) Flexibilidad y facilidad de despliegue.

Las aplicaciones SaaS (Software-as-a-service) pueden ser suministradas y configuradas rápidamente con flujos de procesos, diferenciación de marca, campos adicionales, informes y otras especificidades. Un producto altamente configurable ofrece flexibilidad sin tener que dedicar el tiempo y el gasto de desarrollar nuevo código. Además, no requieren de inversiones adicionales en hardware o servidores, son escalables y no necesitan de una plantilla especializada en TI.

c) Facilidad de gestión y soluciones estandarizadas.

La ausencia de instalaciones de software o de infraestructura da como resultado una menor carga de trabajo para las pymes y su personal. Los empleados no se tienen que preocupar por realizar actualizaciones a nuevas versiones de software o de efectuar copias de seguridad. Los proveedores de apps gestionan esta parte de la ecuación en sus servidores y esas aplicaciones siempre están al día, de forma que los empleados antiguos y los nuevos siempre tendrán la misma versión de la aplicación.

d) Menos recursos de TI necesarios.

Las empresas que acaban de nacer normalmente operan con recursos de TI limitados. Las aplicaciones empresariales basadas en cloud mitigan esta cuestión. Como las pymes buscan constantemente vías para poner en marcha su estrategia y reducir gastos innecesarios, esas aplicaciones presentan un modelo atractivo para el suministro de software e infraestructura.

e) Soporte global.

Los proveedores de SaaS proporcionan diferentes precios según los niveles y acuerdos de servicio. De esta forma, se puede elegir el mejor paquete sin pagar de más o recibir menos de lo que se necesita. Además, a diferencia de las licencias de software tradicionales, incluye soporte global en la cuota de suscripción. Esto significa que también proporcionan actualizaciones y mantenimiento de producto, de forma que no hay costes ocultos o gastos adicionales y las empresas no se tienen que preocupar por el mantenimiento de hardware o los fallos.

f) Alta seguridad.

Para los Servicios basados en la nube, la disponibilidad de la red resulta crítica. Además, la seguridad y fiabilidad de la red está entre las mayores preocupaciones para las empresas que piensan en adoptar ese tipo de servicios. Cuando los datos importantes se trasladan offsite a un proveedor de servicio, la empresa necesita garantizar que el sitio es seguro. Los proveedores albergan sus aplicaciones en centros de datos de primera magnitud y con una gran capacidad, ventilación y prestaciones de seguridad. También emplean encriptación y lo último en protocolos de seguridad para garantizar la seguridad e integridad de los datos.

Capas del Cloud Computing

El Cloud Computing se clasifica por capas:

  1. Software como servicio (SaaS)
  2. Plataforma como servicio (PaaS)
  3. Infraestructura como servicio (IaaS)

En inglés también conocido como software as a service (SaaS), se encuentra en la capa más alta y caracteriza una aplicación completa ofrecida como un servicio, bajo demanda, vía multitenencia (una sola instancia del software que corre en la infraestructura del proveedor y sirve a múltiples organizaciones de clientes).

El ejemplo más conocido podría ser el de Google Apps, que ofrece servicios de negocio como el e-mail.

 

Es la capa del medio, en inglés conocida como platform as a service (PaaS) y consiste en la encapsulación de una abstracción de un ambiente de desarrollo y el empaquetamiento de una serie de módulos o complementos que proporcionan, normalmente, una funcionalidad horizontal (persistencia de datos, autenticación, mensajería, etc.).

De esta forma, un arquetipo de plataforma como servicio podría consistir en un entorno conteniendo una pila básica de sistemas, componentes o APIs preconfiguradas y listas para integrarse sobre una tecnología concreta de desarrollo (por ejemplo, un sistema Linux, un servidor web, y un ambiente de programación como Perl o Ruby). Las ofertas de PaaS pueden dar servicio a todas las fases del ciclo de desarrollo y pruebas del software, o pueden estar especializadas en cualquier área en particular, tal como la administración del contenido.

Los ejemplos comerciales incluyen Google App Engine, que sirve aplicaciones de la infraestructura Google, y también Windows Azure, de Microsoft, una plataforma en la nube que permite el desarrollo y ejecución de aplicaciones codificadas en varios lenguajes y tecnologías como .NET, Java y PHP. Servicios PaaS tales como éstos permiten gran flexibilidad, pero puede ser restringida por las capacidades que están disponibles a través del proveedor.

La infraestructura como servicio (infrastructure as a service, IaaS) se encuentra en la capa inferior y es un medio de entregar almacenamiento básico y capacidades de cómputo como servicios estandarizados en la red. Servidores, sistemas de almacenamiento, conexiones, enrutadores, y otros sistemas se concentran para manejar tipos específicos de cargas de trabajo.

El ejemplo comercial mejor conocido es Amazon Web Services, cuyos servicios EC2 y S3 ofrecen cómputo y servicios de almacenamiento esenciales (respectivamente).

 

Nuevos contenidos: Cloud Computing

Próximamente vamos a introducir nuevos contenidos relacionados con el Cloud Computing porque la nube es una tendencia tecnológica que permite proveer de tecnología a usuarios y empresas desde Internet, de forma flexible y adaptativa, en caso de demandas no previsibles o de picos de trabajo, pagando únicamente por el consumo efectuado.

Es una tendencia tecnológica que está en auge y que cada día más personas y más empresas se decantan por esta opción debido a todas las ventajas que ofrece. Hoy en día todos hablan del Cloud Computing e incluso ya es parte de nuestras vidas. Muchos dicen que es el futuro, mientras que otros afirman que ya es el presente.

Debido a la importancia que está tomando y el cambio que está suponiendo para las empresas, hemos querido desarrollar una investigación sobre el Cloud Computing. Nos parece un tema realmente interesante y a tener en cuenta puesto que es indispensable en esta nueva actualidad.

Todo ello se verá en los diferentes apartados dentro del menú superior, lo temas a tratar serán los siguientes:

  • ¿Qué es Cloud Computing?
  • Cloud Computing en la empresa
  • Cloud Computing en España
  • Análisis de proveedores de servicios sobre el Cloud Computing
  • El futuro del Cloud Computing
  • Decálogo del Cloud Computing

¿Conoces Google Glass?

Unas gafas para… compartir momentos con los amigos, ver la ruta a seguir (como si fuera un GPS), mandar mensajes… ¿Cómo? Mirad el siguiente vídeo:

Cómo eliminar del todo una cuenta de Tuenti

AVISO: este método ya no funciona en la nueva versión de Tuenti

Ayer os enseñamos cómo guardar todas las fotos de Tuenti para poder borrar nuestra cuenta sin perder nada. Hoy os vamos a enseñar cómo eliminar definitivamente la cuenta.

Si iniciáis sesión y entráis en preferencias (preferencias de mi cuenta) podéis desactivar la cuenta. ¿Y eso qué es? Es algo temporal y supone lo siguiente: tu perfil estará oculto, las etiquetas de tus fotos no se mostrarán, tus amigos no te pueden etiquetar en fotos, no recibirás ningún mensaje ni notificación y podrás reactivar tu cuenta cuando lo desees.  Sólo tienes que volver a acceder a Tuenti.

Sin embargo, si lo que quieres es borrarla definitivamente, tendrás que entrar aquí. Te pedirá los motivos por los que cierras tu cuenta y te mandarán un enlace a tu cuenta de correo para que lo confirmes haciendo clic en un enlace.

¡Listo! Ya has cerrado tu cuenta de Tuenti.

A %d blogueros les gusta esto: