Futuro del Cloud Computing

Se esperan dos cambios importantes en lo que a la evolución de la nube se refiere. En primer lugar, el beneficio económico de la
nube pública crecerá con el tiempo. A medida que se realice cada vez más trabajo en las nubes públicas, las economías de escala comenzarán a contribuir, y la prima de costo sobre las nubes privadas se incrementará con el tiempo. Los clientes cada vez más podrán aprovechar los ahorros en el suministro, en la demanda y en los múltiples titulares.

Al mismo tiempo, comenzarán a derrumbarse algunos de los obstáculos para la adopción de la nube. Con el tiempo, se resolverán las inquietudes relacionadas con asuntos como la compatibilidad, seguridad, confiabilidad y privacidad.

Igualmente, la seguridad de la nube va a evolucionar. Las nubes públicas se encuentran en una etapa relativamente temprana de desarrollo, por lo cual es natural que áreas críticas como la confiabilidad y la seguridad continúen mejorando. Muchos expertos en seguridad afirman que no hay razones fundamentales por las cuales las nubes públicas son menos seguras; de hecho, es probable que se vuelvan más seguras que en las instalaciones debido al intenso escrutinio que los proveedores deben ejercer sobre la seguridad y el profundo nivel de experiencia que desarrollan.

Los servicios en la nube permitirán que los grupos de TI se concentren más en la innovación al tiempo que dejarán las actividades que no se diferencian a proveedores confiables y económicos.

Asimismo, el cloud computing seguirá evolucionando en seguridad, flexibilidad, herramientas, tiempos de respuesta de los sistemas, mayor escalabilidad, mejor y mayor número de servicios disponibles, etc. Todo ello, con el fin de actuar más rápido y de forma más acertada en pro de la estrategia corporativa y crear una mayor confianza por parte del usuario. El cloud computing no va a dejar de evolucionar y pasará a formar parte de todas las empresas.

Además, según IBM, para 2015 el cloud computing proveerá siete mil millones de dólares en ingresos. Y es que el cloud computing, como ya hemos mencionado, implica reducir gastos en infraestructura y pagar sólo por la cuantificación del servicio utilizado, no depender de una localización específica y tener un acceso en cualquier parte del mundo.

Como podemos ver el Cloud Computing se puede convertir en una ventaja competitiva para las empresas que lo utilizan y la integran en su cadena de valor, haciendo que su estrategia corporativa se vea reforzada. Es un concepto actual y de moda que ha venido para quedarse puesto que sus beneficios son aún mayores que los miedos que produce en algunas personas.

Se trata de una nueva manera de trabajar y de desarrollar la labor de las empresas de forma más eficiente y productiva.
En la actualidad, según el estudio realizado por CompTIA, 8 de cada 10 empresas emplean algún tipo de solución de cloud computing y las cifras, a tenor de las previsiones de inversión, podrían aumentar. Más de la mitad de las firmas consultadas por la CompTIA tienen como previsión aumentar al menos en un 10% su inversión en soluciones de cloud computing en el próximo año (2014). La razón de este crecimiento de la inversión viene dado por una mayor confianza en la nube. El 85% de los encuestados se muestran más confiados en relación con la nube, una cifra que supera el 72% que se mostraba en el análisis que la CompTIA realizó el año pasado (2012).

A continuación se exponen las principales ideas de futuro establecidas por los expertos de empresas proveedoras de servicios cloud:

a) Analizando el mercado americano se puede observar que el cloud computing posee una evolución muy prometedora y con un futuro importante. Ya nadie duda de que esto será así, lo realmente difícil es averiguar el momento en que será un hecho. La visión general es que en el futuro terminará implantándose el modelo híbrido en toda empresa que pueda permitírselo, buscando el equilibrio y los distintos beneficios que otorgan las nubes públicas y privadas.

b) Otra visión futura más concreta sería la importancia que cobrará la orientación sectorial de los servicios ofrecidos en la nube, la explosión de servicios alrededor de los nuevos dispositivos inteligentes o aspectos relacionados con predicciones de demanda y ahorro.

c) En un reciente informe titulado “La nueva era del PC: La Nube Personal”, Gartner pronostica que la nube personal sustituirá a la computadora personal como eje de la vida digital del usuario antes de 2014 tanto a nivel particular como a nivel laboral.

d) Los sistemas de mayor potencial a ser integrados o migrados a la nube que destacan los entornos de desarrollo, aplicativos no críticos de gestión y administración, entornos altamente impredecibles en cuanto a tipo y volumen de carga de trabajo, etc. Aun así los sistemas críticos mucho más estables y con un perfeccionamiento mucho mayor por parte de la organización, acabarán por tener un salto en requisitos y necesidades de rendimiento que solo podrán satisfacer con modelos cloud.

e) Respecto a la situación en que queda el departamento de TI bajo este modelo, todos los expertos coinciden en que se debe producir un cambio en los roles y perfiles de las personas que lo componen, pasándose de perfiles más técnicos y de desarrollo a otros de consultoría de negocio que además tengan conocimientos de tecnología. Los nuevos componentes del departamento de TI serán los encargados de analizar y gestionar los servicios requeridos por negocio, y cómo son contratados con el proveedor. De forma genérica, debe cambiarse cierta percepción de freno que la empresa tiene del departamento de TI por la de facilitador para el negocio. En alguna ocasión se ha comentado que los modelos cloud podrían suponer una disminución de los puestos de trabajo de este departamento, pero parece más extendida la idea de que no debería ser así y que lo que sí debería ocurrir es que los actuales componentes del departamento deberán adquirir nuevas competencias de gestión y negocio para poder aportar mayor valor en este nuevo modelo.

f) Las nubes públicas y de comunidad buscan el aprovechamiento de las economías de escala ofreciendo un nivel de personalización menor. El precio también será menor, lo cual facilita el acceso a empresas con presupuestos más reducidos. Existe la idea de que son menos seguras y esto no debería ser así si la empresa tiene claros los requisitos de seguridad que debe exigir al contratar este tipo de nube, pero existirá una mayor dificultad de que estas nubes de menor personalización cumplan con esos requerimientos.

g) Por último, todos los expertos tanto de las empresas proveedoras como la gran empresa parecen coincidir en que la tendencia del modelo de implantación será para las grandes empresas el modelo híbrido que dependiendo de la criticidad de datos y sistemas los alojará en nubes públicas o privadas y donde se hará uso tanto de SaaS, como de IaaS y PaaS. Del mismo modo se coincide que en las pymes se implantará el modelo público con una demanda centrada en SaaS.

Publicado el 14 mayo 2014 en Cloud Computing, Internet y etiquetado en , , , , , . Guarda el enlace permanente. Deja un comentario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s