Archivo del Autor: wintubuntu

Instalar JDownloader en Ubuntu

Como ya sabéis, JDownloader es un gestor de descargas que permite descargar archivos de diferentes páginas (MEGA, YouTube, 4Shared, etc.) con una gran ventaja: puedes apagar tu ordenador y no perderás lo que ya lleves descargado.

¿Cómo instalarlo en Ubuntu?

Lee el resto de esta entrada

Anuncios

Instalar escáner en red en Ubuntu

En mi caso, he tenido que instalar una impresora multifunción en red SAMSUNG SCX-5635FN. A la hora de poder imprimir, sin ningún problema (Impresoras/Añadir/Impresora en red/Buscar impresora en red). Las dificultades surgen al querer escanear desde esa misma impresora.

Lo primero que hay que hacer es instalar un programa para escanear en Ubuntu. El que os recomiendo es XSane (lo podéis instalar desde el propio Centro de Software de Ubuntu). Tiene muchas ventajas, entre ellas que permite escanear a diferentes formatos (PDF, JPEG, PostScript, etc.) y que permite cambiar las características del documento a escanear (color, blanco y negro, número de páginas, contraste, etc.).

xsane

Una vez instalado, es posible que no detecte el escáner (a mi me pasó). En ese caso, la solución es acudir a la página de descargas del fabricante y descargar el driver de vuestro modelo de escáner para Linux. Una vez descargado el driver, si no es un .deb, es muy posible que tengáis que extraerlo e instalarlo a través de un archivo del tipo “install.sh” con el siguiente comando:

sudo sh install.sh

Ahora una vez que abráis XSane os debería reconocer el escáner y funcionar con normalidad.
Nota: si vuestro escáner es de una multifunción con bandeja superior para colocar varias hojas, es posible que no podáis escanear de ella y tengáis que poner las hojas en la bandeja habitual.

5 falsos mitos sobre el futuro de la nube

Muchas de las previsiones que se hacían sobre este futuro han resultado erróneas. Hay una importante desviación entre lo que nos decían que iba a ser el futuro de la nube y nunca ha sido presente.

Mito 1: cloud computing será (y solo será) una manera de reducir costes

Aunque los tiempos que corren hacen buscar en cualquier sitio posibilidades de reducir costes, en muchas organizaciones los servicios en la nube no son únicamente un vehículo de reducción de costes sino también de mejora de la flexibilidad y reducción del time to market. Esto es especialmente cierto en las start-ups y empresas de alto crecimiento que ven en el cloud una manera de desplegar en días funcionalidades que hubieran necesitado meses con modelos anteriores. Hoy en día ésta es la razón número uno para adoptar soluciones en la nube y lo será mucho más cuando el entorno económico cambie a mejor.

Mito 2: las grandes empresas no utilizarán la nube pública

Muchos expertos y pseudogurús aseguraban que los servicios de nube pública estaban bien para las PYMEs pero que la gran empresa solamente apostaría por soluciones de cloud privada. Nada más lejos de la realidad, grandes compañías de nuestro país están liderando la apuesta por soluciones en cloud pública. Como ejemplo tenemos Leroy Merlin que se llevó a la nube la mensajería de sus más de 8.000 empleados en nuestro país o Acciona que ha implantado una plataforma cloud para la venta de billetes de su filial Transmediterránea.

Mito 3: el cloud acabará con el mercado local

Es cierto que el modelo de oferta de soluciones en modo cloud permite competir de manera global, pero no se ha cumplido la “profecía” de la desaparición de los players locales. Éstos no sólo siguen siendo relevantes sino que han aparecido nuevos actores como BEEVA (propiedad del BBVA) que adaptan la oferta global al mercado local o que nacen con la ambición de ser globales como Logtrust, una start-up española que ofrece soluciones de seguridad y monitorización en la nube.

Mito 4: la nube no es para aplicaciones críticas

Muchos dudaban de la capacidad de la nube para soportar procesos críticos. Sin embargo, la búsqueda de soluciones de alta disponibilidad es uno de los motivos de recurrir a soluciones cloud, especialmente en el caso de nubes privadas. Como ejemplo paradigmático tenemos el proyecto Nébula de la agencia espacial Norteamericana NASA. Casi todo en la NASA es crítico y su apuesta por el modelo cloud demuestra que la adopción de este modelo no está para nada reñido con los más altos niveles de disponibilidad.

Mito 5: las AAPP no pueden utilizar la nube

La regulación, la complejidad o incluso la seguridad nacional eran argüidas como barreras que frenarían la utilización del cloud computing en las Administraciones Públicas. Sin embargo, la realidad parece ser bien diferente, al menos en países como EEUU con la Administración Obama liderando la gran apuesta por la nube del Gobierno federal o el Reino Unido donde el proyecto G-Cloud busca definir marcos, estándares y modelos de relación que posibiliten la adopción masiva de servicios en la nube.
El caso más destacado en los últimos tiempos es el de Nueva Zelanda que ha tomado la decisión política de llevarse toda la infraestructura del gobierno a la nube porque como su ministro de AAPP afirmaba: “No se podían permitir una infraestructura propia para cada servicio público”. En España la adopción parece más lenta, pero muchos ven la capacidad de un modelo de nube híbrida para optimizar las infraestructuras de nuestras AAPP.

Debilidades y barreras del Cloud Computing destacadas por proveedores

En este post se presentan las debilidades o barreras para la adopción del cloud computing en España:

a) Los proveedores han detectado que existe una gran desconocimiento en el mercado de lo que es y las ventajas que ofrece la
tecnología cloud computing, además de un cierto rechazo a la tecnología derivado, fundamentalmente, de dicho desconocimiento y de que las escasas noticias que llegan a los clientes sobre el cloud, están relacionadas con caídas en nubes públicas, creando desconfianza en el modelo tecnológico y barreras psicológicas.

b) Hasta la fecha, no existe un marco legislativo común en el que se puedan apoyar este tipo de servicios. Algo que a los clientes les genera rechazo por no tener claro cuáles serán sus implicaciones en lo que se refiere al cumplimiento del marco normativo, especialmente lo relativo a la LOPD (Ley Orgánica de Protección de Datos).

c) Existe una gran falta de madurez del sector, y un catálogo de servicio reducido y aún poco adaptado a las soluciones específicas de las áreas de actividad de las empresas.

d) A los clientes les preocupa la pérdida de control y la dependencia que se genera con el proveedor. En este sentido, la respuesta de los proveedores ha sido contundente en lo referido a la necesidad de creación y adhesión a estándares, que facilite las migraciones de una nube a otra.

e) Se está abusando del concepto comercial del cloud en el mercado. Se están integrando muchas iniciativas y soluciones bajo este concepto (virtualización, servicios bajo demanda,…), que no son soluciones cloud estrictamente hablando, lo que ha generado cierta confusión en el mercado.

f) Como en todo nuevo paradigma, existe una gran resistencia al cambio por la introducción de un entorno estandarizado y orquestado que se percibe como una pérdida de control o posibilidad de perder el puesto de trabajo.

g) El desarrollo de servicios SaaS está muy condicionado por la capacidad de las redes de telecomunicaciones fijas y móviles.

Principales componentes de la seguridad en el Cloud Computing de empresa

Los principales componentes del Cloud Computing desde la perspectiva de la seguridad para las empresas son:

a) Servicios de aprovisionamiento cloud.

Las ventajas principales que puede aportar son la rápida reconstitución de servicios, permite la disponibilidad (provisión en múltiples centros de datos de múltiples instancias) y las capacidades de honey-net avanzadas. El principal desafío identificado, el impacto de comprometer el servicio de aprovisionamiento.

b) Servicios de almacenamiento de datos cloud.

Las ventajas principales que puede aportar son la fragmentación y dispersión de datos, la replicación automatizada, la provisión de zonas de datos (por ejemplo por país), el cifrado en reposo y en tránsito y la retención automatizada de datos. Los principales desafíos identificados son la gestión del aislamiento y el multi-arrendamiento de datos, el controlador de almacenamiento (presenta un único punto de fallo en caso de verse comprometido) y la exposición de datos a posibles gobiernos extranjeros.

c) Infraestructura de procesamiento cloud.

Las ventajas principales que puede aportar son la capacidad para proteger masters y sacar imágenes seguras. En este caso, los principales desafíos identificados son el multi-arrendamiento de aplicaciones, la dependencia en los hipervisores y el aislamiento de procesos y los mecanismos de sandbox para aplicaciones.

d) Servicios de soporte cloud.

Las ventajas principales que puede aportar son los controles de seguridad bajo demanda, por ejemplo la autenticación, el logging, los firewalls, etc. Una vez más, los principales desafíos identificados son el riesgo adicional cuando se integra con aplicaciones del cliente, las necesidades de certificación y acreditación como aplicación separada y las actualizaciones de código.

e) Seguridad perimétrica y de red cloud.

Las ventajas principales que puede aportar son la protección contra la denegación de servicios distribuida o DDoS, las capacidades VLAN, la seguridad perimétrica como IAM/IDS/IPS, firewall, autenticación, etc. Por último, el principal desafío identificado es el de las zonas virtuales con movilidad de aplicaciones.

Tipos de nubes

En el Cloud Computing hay 4 diferentes tipos de nubes. A continuación se presentan las características de cada una de ellas: la nube pública, la comunitaria, la privada y la híbrida.

NUBE PÚBLICA

Una nube pública es una nube computacional mantenida y gestionada por terceras personas no vinculadas con la organización. En ellas los datos y los procesos de varios clientes se mezclan en los servidores, sistemas de almacenamiento e infraestructuras de la nube. Los usuarios finales de la nube no conocen qué trabajos de otros clientes pueden estar ejecutándose en el mismo servidor, red, sistemas de almacenamiento, etc.

NUBE COMUNITARIA
La infraestructura de nube se comparte por varias organizaciones y soporta una comunidad específica que tiene intereses compartidos (por ejemplo misión, requisitos de seguridad, política y consideraciones de cumplimiento). La pueden gestionar las organizaciones o una tercera parte y puede existir en local o fuera.

NUBE PRIVADA
Las nubes privadas son una buena opción para las compañías que necesitan alta protección de datos y ediciones a nivel de servicio. Las nubes privadas están en una infraestructura bajo demanda gestionada para un solo cliente que controla qué aplicaciones deben ejecutarse y dónde. Son propietarios del servidor, red, y disco y pueden decidir qué usuarios están autorizados a utilizar la infraestructura.

NUBE HÍBRIDA
Las nubes híbridas combinan la idea de nube pública y privada. El usuario es propietario de unas partes y comparte otras, aunque de una manera controlada. Esta opción, al menos inicialmente, estará reservada a aplicaciones simples sin condicionantes, que no requieran de ninguna sincronización o necesiten bases de datos complejas.

¿Qué es el Cloud Computing?

El concepto del Cloud Computing es un paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de Internet. También se suele hacer referencia a este mismo concepto con los términos “servicios en la nube”, “informática en la nube”, “nube de cómputo” o “nube de conceptos”. Tal y como su definición indica, a través de este tipo de productos se obtienen servicios a los que los usuarios pueden acceder en la nube de Internet sin tener grandes conocimientos.

Ejemplos claros de productos cloud de almacenamiento son:

ejemplos cloud
El funcionamiento de estos productos según el IEEE Computer Society sería el siguiente: la información se almacena de manera permanente en servidores de Internet y se envía a cachés temporales de cliente, lo que incluye ordenadores de sobremesa, portátiles, smartphones o tablets.

Dichos servidores deben atender a las peticiones en cualquier momento ya que los usuarios pueden acceder cuando deseen a su información o servicio a través de una conexión a internet desde cualquier dispositivo móvil o fijo ubicado en cualquier lugar.
Suelen servir a los usuarios desde varios proveedores de alojamiento repartidos, en muchas ocasiones, por todo el mundo. Gracias a esto se consigue reducir los costes, garantizar un mejor tiempo de actividad y que los sitios web sean invulnerables a los hackers, a los gobiernos locales y a sus redadas policiales.

El cloud computing es un nuevo modelo de prestación de servicios también para las empresas, permitiendo así responder con ellos a las necesidades de su negocio, de forma flexible y adaptativa, pagando tan solo por el consumo efectuado, o incluso gratuitamente en caso de tener un proveedor que se financia mediante publicidad o que se trate de una organización sin ánimo de lucro.

Desde el punto de vista de los proveedores de diversas soluciones empresariales, también hay muchas ventajas como el poder ofrecer, de forma más rápida y eficiente, un mayor número de servicios. Y en cuanto a los usuarios, pueden acceder a los servicios de forma totalmente transparente e inmediata.

A %d blogueros les gusta esto: